dimarts, 12 de novembre de 2013

El crit de la terra



La muntanya, els animals, les plantes, el mar,..... "La terra ens crida, veniu, veniu!. Salveu la vida, tot el que és viu!. La terra ens crida, no la sentiu?. Boscos, rius, vinyes.... salveu-los diu!"

CRÈDITS:
Composició Musical: Carles Cases
Text i cançons: Emili Teixidor
Direcció musical: Josep Prats
Narrador: Enric Arquimbau
Producció artística CD: Josep Prats, Carles Cases i Ferran Conangla
Enregistrament: Estudi Capital Sound de Barcelona, desembre 2002
Mescles i edició digital: Laboratori de so Sala Metrònom de Barcelona, desembre de 2002
Tècnic d'enregistrament, mescles i edició digital: Ferran Conangla
l•lustracions CD: alumnes de 3er i 4rt de Primària del CEIP Lavínia de Barcelona.
Data d’enregistrament: desembre de 2002

INTÈRPRETS:
Olvido Lanza: violí
M.Àngels Cases: violí
Xavier Blanc: viola
Joaquim Alabau: violoncel
Miquel Àngel Cordero: contrabaix
Joaquim Ollé: flauta
Xavier Figuerola: clarinet/clarinet baix
Carles Cases: teclats
Lluís Ribalta: percussió


**********





La OCG actúa acompañada por un coro de más de 500 niños
La formación granadina pone en escena la cantata 'El grito de la Tierra', de Carles Cases, bajo la dirección de Daniel Mestre, dentro de su ciclo 'Conciertos familiares'. Los niños serán los grandes protagonistas de la obra 

La Orquesta Ciudad de Granada (OCG), bajo la dirección de Daniel Mestre, pondrá hoy en escena, en el Palacio de Congresos, a las 12:00 horas, la cantata El grito de la tierra, una obra de Carles Cases con texto y adaptación de Emili Teixidor que contará con la participación de un coro formado por más de 500 niños. Las localidades para este espectáculo llevaban agotadas más de un mes.

El grito de la Tierra es una cantata infantil compuesta en el año 2003 por el músico Carles Cases y el escritor Emili Teixidor, como encargo del Auditorio de Barcelona. Se trata de una obra de tema ecológico: "La Tierra entera grita porque está en peligro ¡salvémosla! Las montañas, los bosques, los ríos, los animales, las plantas, el aire, el mar... ¡Cuidemos nuestro planeta!", dicen los autores de la obra como premisa para escribirla.

Ahora es la Orquesta Ciudad de Granada la que brinda una nueva oportunidad a los niños y niñas de los coros infantiles y juveniles de diversos centros educativos de Granada que han querido participar cantando junto a los músicos de la orquesta en la interpretación de esta obra, originalmente escrita para nueve músicos que ha sido reorquestada y adaptada al castellano. 

Un total de 26 coros han preparado íntegramente la obra, lo que supone más de 500 coralistas que se están preparando en seis jornadas de Conciertos Didácticos diferentes, durante los días 21, 22 y 23 de abril, y 12, 13 y 14 de mayo, y el Concierto Familiar que tendrá lugar hoy.

El público asistente a los Conciertos Didácticos también ha participado y participará puntualmente en algunos fragmentos de la cantata. Una de las finalidades del proyecto pedagógico de la OCG es estimular la participación y colaborar con el profesorado que prepara al alumnado asistente a sus Conciertos Didácticos. 

Por ello se realizan una serie de cursos de formación en colaboración con la Delegación de Educación de Granada y canalizados a través del CEP de Granada, en los que se facilita a los profesores el material elaborado por el Departamento Educativo de la OCG con las actividades específicas de preparación y participación para cada concierto. Su labor previa y posterior es fundamental para el éxito de cada programa.

El grito de la Tierra es una partitura fresca y contemporánea con un sentido rítmico muy marcado, estructurada en una serie de cantos, a una o dos voces, que alternan con partes narradas que tienen títulos como El grito de la Tierra, La montaña que camina, Carta de un perro sin nombre, El mar insustituible, Un árbol pide auxilio, Los animales nos dicen adiós o El canto de la Tierra.

La obra está hecha con la intención de educar sobre el medio ambiente a los más jóvenes a través de la música y de las historias que se narran a lo largo de esta cantata, en cuya representación estarán presentes sus dos autores, Carles Cases y Emili Teixidor. 


REDACCIÓN / GRANADA | ACTUALIZADO 25.04.2010 - 05:00


**********




La Tierra en 'sensorround'
La OCG y más de quinientas voces lanzaron en Granada el mensaje ecologista de Carles Cases 
.
CONCIERTO
Si la Tierra pudiera gritar los males que sufre por culpa del ser humano quizá hubiera elegido la cantata de Carles Cases y las más de quinientas voces de 26 coros infantiles y juveniles de Granada para elevar su protesta. El Palacio de Congresos se llenó ayer para presentar el estreno de 'El grito de la Tierra', una composición de Cases que ha sido adaptada para la Orquesta Ciudad de Granada y con texto en español de Emili Teixidor.
«Han sido muchos días de trabajo para presentar este proyecto», comentó la presentadora y narradora de la historia, Carmen Huete. Durante un par de semanas, más de quinientos niños han ensayado y preparado las canciones de esta composición infantil para presentarla junto a la OCG. «Ha sido asombroso ver la concentración e interés que han mostrado niños y niñas de pocos años», comentaba un miembro de la OCG.
El resultado, un grito perfecto y al unísono, coordinado por el director Daniel Mestre, y con la presencia de Carles Cases en el Palacio de Congresos, quien recibió los aplausos del público. Familias enteras se dieron cita en la macrosala granadina para escuchar 'El grito de la Tierra' lanzado por el medio millar de niños.
Cantata ecológica
Se trata de una obra de tema ecológico: «La Tierra entera grita porque está en peligro ¡salvémosla! Las montañas, los bosques, los ríos, los animales, las plantas, el aire, el mar... ¡Cuidemos nuestro planeta!», explican los autores.
El concierto empezó con la 'Obertura', que introduce el tema central que da título a la cantata. Fue impresionante cuando quinientas voces empezaron a corear el canto 'terrestre'. Los niños y niñas de los coros vestían camisetas celestes y turquesas. Tras la OCG se situó un grupo coral y otros dos aparecieron en los laterales, en la parte más alta del Palacio de Congresos. Más que un sonido 'surround' consiguieron una especie de 'sensorround', o sea un efecto inaudible para el oído del ser humano pero que permite sentir una serie de vibraciones; fueron las de las emociones. Cada una de las canciones era introducida con una historia referida a la Naturaleza, como 'La montaña que camina', que en este caso fue el Mulhacén. «Van a destrozar una parte de la montaña para construir casas y usarán explosivos y destrozarán la capa de roca que contiene mi tierra para acabar convertido en guijarros junto al Genil», relató Carmen Huete.
En 'Carta a un perro sin nombre', se aborda el problema de los perros abandonados. En estas canciones los árboles hablan, relatan sus problemas, como el tema de 'Un árbol pide auxilio', «un árbol a quien quieren talar para hacer pisos ¿Cómo podrán vivir los hombres sin los árboles?».
'El mar insustituible' clama por la contaminación de los fondos marinos a causa de los vertidos tóxicos y 'La hormiga y la mariposa' explica la importante relación entre las especies, «porque al matarse un tipo de hormigas desaparecieron las mariposas azules». La cantata concluye con un apartado dedicado al mundo vegetal, a la importancia que tienen las plantas para el ser humano y con 'El canto de la Tierra'. Hubo una sorpresa final en la que los coros felicitaron a la OCG en su vigésimo aniversario con una versión del tema central de 'El grito de la Tierra'. Emocionante. 


26.04.10 - 02:00 - JUAN LUIS TAPIA jltapia@ideal.es | GRANADA