dimarts, 23 de maig de 2017

PREMIO NACIONAL DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL

Emili Teixidor gana el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil

Barcelona, 28 de octubre de 1997

El escritor barcelonés Emili Teixidor (Roda de Ter, 1933) ganó ayer el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, dotado con 2,5 millones de pesetas, por su cuento La amiga más amiga de la hormiga Miga (L'amiga més amiga de la formiga Piga), publicado el pasado mes de mayo en castellano por SM y en catalán por la editorial Cruïlla. "Ha sido una sorpresa recibir el premio. El año pasado quedé finalista y me mandaron una carta para decírmelo, pero este año no sabía nada de nada. Siempre hay consideraciones por parte del jurado que el ganador nunca llega a saber", dijo Teixidor ayer a este diario.La amiga más amiga de la hormiga Miga, cuento que ya había sido galardonado con la Medalla de Oro Internacional de literatura infantil, que el autor recibirá el año próximo en. Nueva Delhi (India), es, según explica Teixidor, un constante juego de palabiras. "La historia que narra, la de una hormiga que, cansada de seguir la fila india de los de su especie, se hace amiga de la jirafa Rafa, me sirve para realizar un juego de palabras. Porque la literatura sirve para darnos las palabras, el lenguaje".
Teixidor, que escribió la versión catalana y castellana de forma simultánea, asegura que cuando escribe un libro infantil o juvenil lo hace pensando en que también pueda interesar a los adultos. "Mi lema es que mis libros puedan ser leídos por adultos sin que se les caiga la cara de vergüenza por lo que están- leyendo".,
El autor no cree en la crisis de lectores. "En términos generales, hoy se lee más que nunca. No creo en los tópicos de que la televisión y el cine restan lectores. Cada uno es feliz haciendo lo que quiere hacer", asegura.
La salud de la literatura infantil y juvenil es, a juicio de Teixidor, buena, pero con una competencia abrumadora por parte del manga japonés y por las historias Disney. "En un mundo como el infantil, dominado por las historias que llegan de fuera, los españoles debemos luchar constantemente para preservar nuestro imaginario y el de los niños".

Como finalistas al Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil se encontraban los nombres de Xabier P. Docampo, Joan Manuel Gisbert, Juan Madrid, que fue finalista con dos libros, al igual que Bernardo Atxaga, Antonio García Teixero, Teresa Durán y Marilar Aleixandre.